«

»

nov 03

Travesía de 103 Km. sobre el mar en paramotor. Entrevista ofrecida por el protagonista.

Entrevista ofrecida por el piloto de parapente y paramotor Luís García, quien realizara el pasado 23 de Noviembre un inédito vuelo en paramotor sobre una distancia de 103 Km. Sobre el mar, desde el Surgidero de Batabanó en la provincia de Mayabeque, Cuba, hasta el municipio especial Isla de la Juventud.
Danyer Columbié: ¿Cómo y cuándo surgió la idea de intentarlo?
Luís García: La idea surge, volando en playas del Este y después de cubrir toda la distancia desde playas del Este al Morro, me dije que por qué no hacer una mayor distancia. Entonces un amigo me facilitó acceso al Google Earth y a partir de ahí, me di cuenta, por la dirección de los vientos que predominan en Cuba, que se podría hacer una travesía hasta la Isla de la Juventud. Además, fue en la Isla donde aprendí a volar y me dije: que excelente idea retornar allí volando en parapente.
D.C: Retos que debieron enfrentar para lograrlo.
L.G: El reto más difícil fue tratar de que la idea se aceptara por parte de las autoridades. Ya los colegas del MINFAR (Transito Aéreo) me habían comentado que no veían mal el proyecto, sin embargo, en el IACC (Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba), necesitaban muchas respuestas para dar el visto bueno e incluso, hasta un día antes, estuvo en riesgo la aprobación del vuelo.
En la parte logística, lo más importante era garantizar un apoyo por mar. Ninguna embarcación de la zona alcanzaría velocidades que pudieran garantizar un seguimiento constante y visual del vuelo. Entonces propusimos la idea de 2 embarcaciones, una saliendo desde la Isla a 40 km aproximadamente y otra desde Batabano con el mismo objetivo, cubriendo ambas 2/3 de la ruta. Enseguida tuvimos respuestas positivas desde el lado de la Isla, en cambio desde la provincia de Mayabeque y Batabano, hasta último minuto no contábamos con nada.
Ya para la realización del vuelo en si, enfrentábamos el reto de las condiciones meteorológicas. Luego de un estudio del comportamiento de la meteorología durante todo el año en la zona del vuelo, determinamos que el mejor mes era noviembre. Por otro lado, los permisos no podían ser para solo un día y teníamos que convencer que necesitábamos una semana de permisos de vuelo a escoger un día de travesía.
Otro tema era la autonomía de los equipos y el tiempo de vuelo. En el vuelo precedente, de Varadero al Morro (120 km) tuvimos que aterrizar casi a la mitad para reabastecer de combustible. En este proyecto, teníamos que hacer el vuelo directo, pues no había posibles escalas. Entonces, el otro dilema era aumentar la autonomía de los equipos, aumentar combustible y peso.
D.C: Impresión que tuvo cuando se vio en el medio del mar.
L.G: Hubo un momento que estaba en el medio del mar y ya no veía ni embarcación, ni tierra. Ese fue el tramo más difícil de la travesía. Pero estaba con el equipamiento necesario de comunicación y orientación y un equipo en tierra en el cual confiaba que iría rápidamente al rescate en caso de emergencia. Además, me había preparado para ese tramo, donde logre, según plan de vuelo previsto, mayor velocidad y altura de seguridad.
D.C: ¿Tuvo apoyo de alguna embarcación o lo hizo solo?
L.G: A última hora conocí que a la salida, tenia apoyo de una embarcación pesquera del puerto de Cajío que estaría situada en Cayo Culebra, a unos 20 km de Batabanó.
De la Isla, el puesto de mando de la gente de la pesca de allí, habían informado a los pesqueros que habían salido de madrugada. En mi ruta y ya casi a un poco mas de la mitad del camino, me encontré al 1ro y luego, alrededor de 3 mas.
D.C: ¿Qué sintió cuando divisó la Isla de la Juventud?
L.G: Que había logrado mi proyecto, que ya estaba en la Isla, que no había marcha atrás y solo tenia que seguir para poner los pies en tierra.
D.C: ¿Qué sucedió con el segundo paramotor que tuvo problemas técnicos?
L.G: El 2do paramotor, pilotado por un colega mexicano de mucha experiencia, parece que se calentó, según lo que el explica y estuvo consumiendo mucho combustible en los 1ros 20 km. El también se trazo un esquema de vuelo donde no busco altura desde el mismo inicio. Estuvo volando todo el tiempo sobre los 400m.
D.C: ¿Proyectos futuros relacionados con batir nuevos récords?
L.G: Pensamos, el año próximo, hacer la travesía volando desde el Cabo de San Antonio, Pinar del Río, Cuba hasta Cancún en México. Seria el doble de Km. sobre el mar (unos 200 Km.). Y en el caso mío, me encantaría poder reeditar el vuelo que hiciera Rosillo el 17 de mayo del año 1913, donde por 1ra vez se cruzo el Estrecho de la Florida. El lo hizo en un avión rígido con un motor de 37 HP, yo lo haría con un parapente, un ala flexible y solamente 22 HP. Seria un vuelo desde Cayo Hueso a la Habana.
D.C: Información Técnica del Vuelo.
L.G: Distancia de vuelo: 103km
Altura: estuve volando todo el tiempo entre los 900 y 1000m de altura
Velocidad promedio: Los 1ros 20 Km. volé de unos 17 a 25 Km. /h, ya después, no baje de los 40km/h y hubo momentos que me acerque a los 60Km/h
Tiempo: despegue a las 09h08 de Batabanó, aterrice en Gerona, Isla de la Juventud, a las 11h35, para 02h17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>